Lecciones sobre el Cuerpo de 2020

011721 Epifanía 2 

El Sermón empieza en el minuto 16:40 del video

I Samuel 3:1-10; Salmo 139; I Cor. 6:12-20; Juan 1:43-51

 

Muchas cosas se sienten diferentes después del año 2020, incluyendo cómo celebrar el Día de Martin Luther King. Creo que él hubiera querido que su mensaje evolucionara con el tiempo. Por eso, no voy a hablar de Martin Luther King hoy. Más bien, voy a reflexionar sobre su visión y sobre las lecturas de hoy a la luz de lo aprendido en 2020. 

2020 me dio nuevas lentes para ver muchas cosas en el mundo. Algunas de ellas me ayudaron a ver la importancia del cuerpo en varios aspectos de la vida. 

  • Leí un libro que era una carta de un padre afro-americano a su hijo. El autor (Ta-Nehisi Coates) me dio una nueva lente para ver el impacto del racismo en los cuerpos negros. Afirmó la opresión racial tiene su impacto en el cuerpo. Coates escribe, América blanca es un sindicato que existe para proteger su poder exclusivo para dominar y controlar los cuerpos negros. Eso cambia la manera en que oigo las palabras de Martin Luther King aplicarse a la ocupación del capitolio. 
  • La lente de tantos cuerpos muertos por COVID revela el riesgo de adormecerse en las estadísticas de cuantos cuerpos han muerto. Cuando me conecté emocionalmente al hecho de que cada uno de los 2 millones de muertes es un templo del Espíritu Santo, no podía verlos como estadísticas. 
  • En el servicio de inglés la semana pasada, igual que aquí, varias personas reflexionaron sobre el ataque al capitolio. Una de ellas compartió 2 experiencias de ser violada sexualmente. Ella llamó el ataque al capitolio una violación. Su reflexión me hizo reconsiderar la conexión entre la violencia en los cuerpos humanos y la violencia en el cuerpo político.

Estas lentes me dieron nuevos ojos para ver la doble verdad de que el cuerpo está inspirado, y el espíritu está encarnado. Ahora, cuando oigo a Pablo hablar de la fornicación, entiendo que cada relación interpersonal coercitiva o sin sentido convierte a la persona en objeto. Si el cuerpo es el templo de Dios, cualquier tipo de injusticia, incluyendo, pero no limitado a la inmoralidad sexual, niega la integridad espiritual de las personas. Así que, hoy nuestro llamado a cuidar los cuerpos significa asegurar de que todos tengan suficiente comida, refugio y seguridad para encarnar plenamente la imagen divina. Significa cuidar de nuestro propio cuerpo al alimentarse saludablemente, mantener el día de reposo, practicar la meditación y hacer el ejercicio. Significa levantar la voz en contra de la mala conducta sexual y los anuncios que tratan a las personas como si fueran solo cuerpos y consumidores; dar acogida a los niños inmigrantes, insistir que la policía rechace el maltrato a personas negras e hispanas; asegurar que los niños sin hogar encuentren hogares y buena comida, y que los cuerpos de los ancianos sean tratados con amor; cuidar de los soñadores y sus familias, y proporcionar salarios dignos y condiciones de trabajo seguras para todos. A menos que juntos cuidemos a todos esos cuerpos, no sanaremos el cuerpo del mundo.

El Salmo 139 también suena diferente después de 2020. Antes me centraba en su mensaje espiritual: Cuán profundo encuentro tus pensamientos, oh, Dios. Ese conocimiento es demasiado maravilloso para mí. Pero este año escucho los versículos que hablan del cuerpo: Mi cuerpo no estaba oculto de ti; tú sabes mi acostado y mi levanto; me tejiste en el vientre de mi madre. Cada “cuerpo” que murió de COVID fue hecho con temor y maravillosamente en [el vientre de su] madre. Por eso, los cuerpos nunca pueden ser sólo estadísticas.

Las palabras maravillosamente he sido formado se han usado para dar aliento a grupos minoritarios que han sido discriminados. No importa cuántas veces la gente te trate o hable como si tu cuerpo valiera menos que el cuerpo de otra persona, la verdad más profunda es: he sido formado maravillosamente 

  • Una profesora afroamericana dice, para que un sentido de autoestima, o de ser alguien, se desarrolle entre afroamericanos requiere toda una comunidad de carácter donde se enseñe y demuestre el respeto positivo de Dios.
  • Un predicador gay describe el impacto del mismo versículo en la comunidad LGBTQ: maravillosamente he sido formadoesta bendición final. Cuando ciertas personas han pasado toda su vida pensando que había una lucha entre su propia carne y su identidad como cristianos… Todo el mundo estaba llorando.

Los otros dos pasajes hablan del llamado de Dios. Antes de mirar la historia de Nataniel, quiero compartir algo que pasó el 1 de enero. Una gerente de un restaurante en Orlando notó que un niño de una familia de cuatro tenía moretones en la cara y los brazos, y que el hombre de la mesa no dejó que el niño ordenara comida. Ella escribió una nota que decía: ¿Necesitas ayuda? y lo sostuvo para que el niño pudiera verlo, pero sus padres no pudieron. El chico indicó que sí con la cabeza. Entonces, ella llamó a la policía. Resulta que el niño de 11 años tenía correas de trinquete atadas alrededor de los tobillos y el cuello, y lo colgaban boca abajo de una puerta. Había sido golpeado con una escoba de madera, esposado y atado. La acción de esa mujer para ayudar al niño nos recuerda que cualquiera de nosotros puede dar un paso adelante para proteger un templo del Espíritu Santo, y poner en práctica que cada “cuerpo” está hecho maravillosamente.

El llamado de Jesús a Nataniel no menciona el cuerpo. Pero la lente del cuerpo hace unas conexiones importantes. Nataniel estaba bien versado en la discriminación de su cultura contra los nazarenos: ¿Puede salir algo bueno de Nazaret? Lo que quería decir era, ¿Puede algún cuerpo bueno venir de Nazaret? Cada cultura tiene su Nazaret. Los Angelinos a menudo cuentan chistes sobre gente de Bakersfield. Pero Jesús rompió la cadena respondiendo: ¡Aquí hay realmente un israelita que no tiene pelos en la lengua! En lugar de criticar a Nataniel por su rechazo, encontró algo que podía afirmar. Nos serviría bien practicar la afirmación en este tiempo. Cuando el patriotismo de la gente está mal puesto, ¿es posible encontrar una manera de afirmar su amor por la patria?

La sabia inocencia de Nataniel reveló a Jesús: Tú eres el Hijo de Dios, el Rey de Israel. Jesús respondió a su confesión de fe usando una historia del antiguo Israel. Jacob, que fue renombrado Israel, soñaba que había una escalera en la tierra, que alcanzaba hasta el cielo; y los ángeles de Dios estaban ascendían y descendían sobre él. Ahora, Jesús actualiza la historia para Nathaniel, otro verdadero israelita, afirmando que Jesús ahora es la escalera: los ángeles de Dios estaban ascendiendo y descendiendo sobre el Hijo del Hombre. Como dijo un predicador (Dr. Richard Major), Jesús se extiende desde Palestina hasta la eternidad, y eleva a todas las personas a Dio. JESÚS es todo esto: y a causa de él, a partir de ahora el universo está abierto, y la divinidad se derrama sobre nosotros.

El mensaje de la Navidad es que Jesús une lo humano y lo divino, el cuerpo y el espíritu. Pero no sólo Jesús es humano y divino, cuerpo y espíritu. Todo el mundo es humano y divino, cada cuerpo es inspirado, y cada espíritu es encarnado. Y la llamada de Dios es para cada uno de nosotros, a nuestra manera, a ayudar a los demás a ver que ellos también tienen divinidad dentro de su humanidad. El mensaje es aún más importante para los que su cultura niega su dignidad y divinidad. Esa es la verdad que Martin Luther King estaba invocando. 

Así que recordemos no sólo celebrar a Martin Luther King, sino permitir, como él invitó, que cada nuevo desafío, cada nuevo encuentro, cada nueva historia, nos muestre cómo encarnar el amor de Dios en nuestros cuerpos como agentes de transformación en este mundo.









1 Comment

  1. Tom Michalowsky on February 10, 2021 at 3:04 pm

    I hope you never stop! This is one of the best blogs Ive ever read. Youve got some mad skill here, man. I just hope that you dont lose your style because youre definitely one of the coolest bloggers out there. Please keep it up because the internet needs someone like you spreading the word.